El tiempo en: Córdoba
Martes 16/04/2024
 

Andalucía

Así lo contamos: Regional

Publicaciones del Sur, a pesar de su carácter marcadamente local, nunca se ha alejado de la información regional

Publicidad AiPublicidad Ai

Publicaciones del Sur, a pesar de su carácter marcadamente local, nunca se ha alejado de la información regional, una Andalucía que se ha visto reflejada en sus páginas, en papel y en digital. Hace 35 años Andalucía dejaba atrás la agricultura de jornalero y peticiones de renta agraria y pasaba a una agroindustria que es pilar de su economía, con ejemplos de tecnificación y liderazgo como Almería o los frutos rojos de Huelva, sin olvidar el emporio del aceite de oliva; de la consolidación como europeos a sufrir y litigar con la política agraria común y en todo el sector primario.

De los últimos estertores del desarrollismo turístico de los años 60 y 70 nacía una industria turística que se ha consolidado como uno de los sectores más importantes de nuestra economía, ya no sólo en los destinos de sol y playa, como la Costa del Sol, sino en el interior y, especialmente en las ciudades, donde la turismofobia, la gentrificación y los problemas de acceso a la vivienda ahora son un reto del presente. Andalucía ha progresado y mucho en estos 35 años pero todavía arrastra problemas estructurales que no acaban de solucionarse, como el desempleo o las desigualdades, claramente evidenciadas en que su capital, Sevilla, cuenta con los siete barrios más pobres de toda España, mientras la Andalucía despoblada, sin ser tan evidente como en otras regiones, va haciéndose patente en zonas más alejadas de los grandes núcleos urbanos.

La Expo del 92

Si hay un evento a destacar por su poder transformador y de arrastre fue la Exposición Universal de Sevilla de 1992, cuyos preparativos comenzaron a fraguarse allá por el año 1988. No sólo supuso un hito transformador de la propia ciudad de Sevilla y un éxito de organización y de respaldo de público, sino que provocó el mayor avance en infraestructuras de toda la comunidad. La llegada del AVE hizo posible la conexión directa con Madrid y con buena parte de las capitales andaluzas, aunque con muchos matices; potenció las inversiones en todos los aeropuertos; y la red de carreteras sufrió una transformación radical, que se fue potenciando a lo largo de los años, aunque algunas, como la del Almanzora, han tardado 30 años en concluirse. Además, supuso un hito tecnológico, del que se nutrió el actual Parque Tecnológico de Cartuja, y que otros territorios desarrollaron en otros ámbitos, como en Málaga o Granada.

El boom inmobiliario y el caso ERE

La historia de Andalucía de estos 35 años también es la de sus escándalos. Publicaciones del Sur ha contado desde sus páginas el despegue del sector inmobiliario, el boom urbanístico muchas veces conflictivo de pueblos, ciudades y áreas protegidas, y los numerosos casos de corrupción que se han dado en ayuntamientos e instituciones, con el Caso Malaya (2005) o la intervención del Ayuntamiento de Marbella (2006) como más claros exponentes, además de la quiebra de empresas tras la crisis de 2008 e incluso el escándalo de las preferentes, fundamentalmente gestado en las antiguas cajas de ahorro.

Pero el escándalo mayúsculo en Andalucía ha sido el de los ERE. Con el germen de un intento de soborno en el seno de Mercasevilla, aquella grabación que llevaron los servicios jurídicos de la Junta a la Fiscalía de Sevilla a principios de 2011 y que el PP capitalizó tras presentar su denuncia ante el juzgado de Instrucción 6 que llevaba Mercedes Alaya, terminaría con los expresidentes socialistas Chaves y Griñán en el banquillo y condenados por urdir un sistema para desviar fondos públicos, a través de expedientes de regulación fraudulentos y otras ayudas, hacia amigos, familiares o la red clientelar del PSOE. Decenas de casos vinculados directa o indirectamente a este proceso judicial siguen pendientes de juicio, algunos ya han prescripto y del dinero malversado sólo se ha podido recuperar una ínfima parte.

La trascendencia de este caso fue tal que la corrupción fue uno de los principales factores que llevaron al PSOE a perder su hegemonía en el Gobierno andaluz y, a pesar de ser el resultado electoral con menor apoyo del PP en su historia (Arenas consiguió ser el más votado en 2012), los populares consiguieron arrebatarle la Presidencia de la Junta a los socialistas en 2018, gracias al apoyo en forma de coalición con Cs, que había apoyado antes al PSOE, y al respaldo con sus votos en la investidura de Vox, elevando a Juanma Moreno hasta San Telmo, donde cuatro años después se mantendría, ya con mayoría absoluta, consolidando así el cambio político en la región.

Desastre de Aznalcóllar

Otro de los eventos claves fue la rotura de la balsa de lodos tóxicos de la mina de Aznalcóllar, el mayor desastre medioambiental que ha sufrido la región, que supuso un ejemplo de cómo abordar coordinadamente la limpieza y recuperación de la zona afectada y un ejemplo de cómo jurídicamente una empresa como Boliden puede, 25 años después, irse de rositas sin pagar responsabilidades por el vertido. El desastre ha pesado y mucho en la gestión minera posterior y el aspecto medioambiental es clave ahora en el desarrollo de grandes y pequeños proyectos de todo tipo, aunque es significativo que ni la reapertura de Aznalcóllar se haya librado de los tribunales y su adjudicación tenga que dilucidarse en los tribunales en 2025.

De Doñana a Carboneras, con el mamotreto del Algarrobico sin derruir, pasando por los fosfoyesos de Huelva y otros ejemplos para recordar, las páginas de Publicaciones del Sur también han sido testigos de otros hechos que han marcado la vida de los andaluces: desde el asesinato de Ana Orantes en diciembre de 1997 a manos de su marido al inconcluso caso de Marta del Castillo, cuyo cuerpo aún siguen buscando, pasando por el cruel asesinato de sus hijos Ruth y Gabriel por parte de José Bretón, y muchos más que estremecen y sin olvidar la tragedia de la inmigración.

No podemos dejar pasar el impacto que el terrorismo dejó en Andalucía, especialmente el de ETA, con más de un centenar de víctimas andaluzas en sus atentados en España pero también en Andalucía, objetivo durante años y con crueles asesinatos a sus espaldas como los del matrimonio Alberto Jiménez-Becerril y Asunción García y el médico militar Antonio Muñoz Cariñano, y en Sevilla, el fiscal jefe del TSJA Luis Portero en Granada, y el edil del PP de Málaga José María Martín Carpena, entre otros.

Tampoco hay que olvidar la trascendencia que ha tenido el deporte en estos 35 años, en los que Andalucía ha acogido eventos de primer nivel como los Juegos del Mediterráneo, fuesubsede de los Olímpicos de Barcelona ocelebró la Copa Davis (que volverá a la región) entre las múltiples citas de casi todas las disciplinas, empezando por la vela y terminando por el golf, y sin olvidar el fútbol, con ascensos y descensos, desapariciones y resurgimientos de clubs, intervenciones judiciales y con el hito histórico de que el Sevilla FC haya ganado siete Europa League en estos años.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN