Quantcast
El tiempo en: Córdoba
Martes 09/08/2022
 

Barbate

La Dragonera, mucho más que la guarida barbateña del Consejo de los Cinco Dragones

En el número 35 de la peatonal calle Agustín Varo habitan los cinco dragones, los conjuros, los hechizos, los guerreros, los funkos, los elfos y el buen rollo

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La Dragonera
  • Es uno de esos rincones que surgen de vez en cuando y que son necesarios como punto de encuentro de gente que comparte este tipo de aficiones
  • Los Cinco Dragones tienen entre sus objetivos fomentar cinco cualidades como el valor, la gentileza, la sabiduría, la nobleza y la responsabilidad
  • Una vez que es aceptado, el aspirante debe realizar un juramento al más puro estilo de la Guardia de la Noche

En el número 35 de la calle Agustín Varo, donde antes había un estanco, un joven practica esgrima con una espada de gomaespuma a las puertas de un establecimiento, una tienda donde rugen los dragones y los hechizos cobran vida.  En su interior habitan druidas, guerreros, elfos, magos, hechiceros, exploradores, monjes, paladines, bardos, embaucadores, caballeros, espadachines, robaconjuros, chamanes y pícaros. Junto a este electo de personajes, un sinfín de funkos se alinea junto a camisetas, comida japonesa y americana, para observar a grupos de jóvenes sentados en mesas jugar con las cartas de Exploding Kittens, Dragon Ball, Pokemon, Yu-Gi-Oh…

La Dragonera es una tienda, sí, pero es algo más que una tienda en la que comprar desde juegos de mesa, funkos o refrescos japoneses. La Dragonera es la sede los Cinco Dragones y sus cinco valores. La Dragonera es un lugar donde practicar softcombat, o jugar a Yu-Gi-Oh! o a Dragones y Mazmorras...

Es La Dragonera, un singular y original establecimiento de ambientación y alimentación freak, con todo tipo de merchandising destinada a y dirigida por coleccionistas.

Goku

La Dragonera es “una tienda de productos americanos y japoneses de importación, con muchos productos para regalos y auto-regalos, como los funkos. También tenemos juegos de mesas, figuras articuladas, etc”, tal y como explica su gerente, María Ruiz Ávila, Mai, una joven que a su vez pertenece a la Asociación El Consejo de los Cinco Dragones, la cual y a su vez “requería un sitio donde realizar sus talleres, con lo que se le ha cedido un espacio, una sala, para que los lleve a cabo”. Unos talleres que evidentemente “van en concordancia” con la temática de la propia tienda.

La Dragonera también pone a disposición de la asociación juegos de mesa y de cartas, mesas y sillas e incluso un espacio de almacenaje.

También es evidente, para eso solo hay que entrar en la tienda, “el buen rollo” que se respira en cada rincón de la misma. De hecho, hay que preguntar para distinguir qué es la tienda y qué es la asociación.

Los cinco valores

“La asociación nació antes de la pandemia, en 2018, y su objetivo es reunir a gente que comparte los mismos ‘hobby’, las mismas aficiones, pero sobre todo nace para fomentar los cinco valores que consideramos que son necesarios fomentar en la sociedad actual como son el valor, la gentileza, la sabiduría, la responsabilidad y la nobleza”, señala Antonio Bandrés Domínguez, vicepresidente de los Cinco Dragones.

María Ruiz Ávila, Mai, junto a Antonio Bandrés Rodríguez.

Esos cinco valores, esos cinco dragones, “no es que pensemos que no están presentes, pero sí que queremos fomentarlos porque lamentablemente sentimos que cada vez en nuestra sociedad falta cultura” y “sabemos que con pequeños pasos y gestos se crea un mundo maravilloso”, pequeños pasos y gestos como “ayudar en la recogida de alimentos para Cáritas, que solo te ocupa unas horas de tu vida y realmente vuelves con una gran sonrisa”.

El colectivo nació en La Línea, donde “nos encontramos gente dispuesta a hacer cosas y ese es el espíritu que nos mueve”. Allí tienen una sede, la otra está en Barbate, aunque su ámbito de actuación abarca las provincias de Cádiz y Málaga.

“Lo que queremos es que esos valores se normalicen” y para ello realizan diferentes actividades durante el año destinadas a ello. Por ejemplo, la gentiliza a través de acciones sociales como la recogida de alimentos antes mencionada, o la colaboración con la Asociación Por Una Sonrisa, cuya labor se centra  en dar apoyo y compañía a los niños, adolescentes y jóvenes cuando están hospitalizados. O la sabiduría fomentando la lectura.

Un juramento

Cuentan con 25 socios en firme, además de un número indefinido de colaboradores puntuales. De hecho, no es sencillo entrar a formar parte de la asociación porque “tenemos una política de colaboración, es decir, el aspirante debe primero colaborar para ver cómo trabaja, para comprobar que cuenta con los cinco valores. Es un periodo de pruebas porque para nosotros es fundamental llevarnos bien dentro de la asociación, en los eventos y en todas las tiendas”.

Una vez que es aceptado, el aspirante debe realizar un juramento al más puro estilo de la Guardia de la Noche: “Hoy comienzo a entonar la canción de los Dragones. (Si vas a intentarlo ve hasta el final). El miedo no ha de pararme, buscaré sabiduría y mis actos serán nobles. (Si vas a intentarlo ve hasta el final). Trataré con gentileza todo lo que me rodea y seré responsable de mi elección, tanto en la acción como en la quietud, tanto en la palabra como en el silencio. (Si vas a intentarlo ve hasta el final). Este es mi juramento que guardaré en mi corazón y este guantelete será símbolo de protección. (Levántate ahora Dragón y únete a la lucha.) (Es la única lucha digna que hay)”. Es importante saber que “tampoco aceptamos las mentiras”.

Eventos y salones manga

El Consejo de los Cinco Dragones lleva dos años, y en octubre serán tres, organizando el Salón Manga de Barbate. También son los encargados de la organización de este evento en localidades como Benalup y Bornos.

Han participado y participan en numerosas actividades como en evento del Día del Orgullo Friki celebrado en La Línea hace apenas un mes, al cual también acudió La Dragonera. Allí llevaron a cabo talleres de pinta-caras y juegos de mesa.

El Consejo de los Cinco Dragones

Precisamente los juegos de mesa y los talleres para niños son sus fuertes, porque “es mejor enseñar los cinco valores desde temprana edad”.

Además, “si logramos que se unen otros jóvenes y así no estén en la calle liándola, es un éxito porque le cambias la vida. Aunque sean tres horas al día las que dediquen a fomentar los valores, enseguida se sienten más realizados cuando les dan las gracias, cuando ven la importancia de lo que hacen”.

Pero volvamos al hecho de “llevarnos bien” incluso entre las tiendas. Mai lo explica. “Cuando se hace un evento como un salón manga, en la que participan unas ocho tiendas, cada una de ellas lleva un producto diferentes para no pisarnos, para evitar malos rollos. No queremos competencia y por eso se exige que nos llevemos bien para evitar problemas dentro de dichos eventos”.

Unos eventos a los que acuden los ‘frikis’…. Pero ¿qué es un friki? “Cualquiera es un friki. Un friki es un fanático de algo. Los hay que son frikis del fútbol y nosotros lo somos de los juegos de mesa, del rol y de la cultura japonesa y americana”.

Como ya ha deducido el lector o lectora, la concordancia entre la tienda y la asociación es total. De hecho, como señala Mai, “es muy difícil para una asociación encontrar un espacio donde encontrarse, reunirse, jugar, realizar talleres… y aún menos de forma gratuita”.

El valor de ser diferente

Ahora nos ponemos un poco serios. Le preguntamos por esa extraña uniformidad en los gustos y la estética que se observa en la mayoría de los jóvenes. “Sí, es cierto que da esa sensación”, afirma Antonio para matizar que “cuando realizamos o acudimos a un evento como el Día del Orgullo Friki, allí es como se desarrollasen una parte de sí y se visten con la ropa de la serie que le gusta y se encuentra con una forma de poder expresarse, como ocurre en La Dragonera o en la asociación”.

“Es la tendencia a la diferencia”, especifica Mai. Un movimiento contra esa uniformidad de gustos… “aquí todos los días juegas a un juego distinto, escuchas música distinta, vistes ropa distinta”.

La Dragonera es “uno de esos rincones que surgen de vez en cuando y que son necesarios como punto de encuentro de gente que comparte este tipo de gustos”. Un rincón donde los viernes y sábados se puede echar una partida de rol, o pedir y usar sus manuales y ser atendido por Francisco José Albarrán, “miembro de los Cinco Dragones que está asiduamente en la tienda para ayudar en los talleres y en los juegos de rol”.

Escudo del Consejo de los Cinco Dragones

Un punto de encuentro para jóvenes que “no es que se sientan excluidos, sino que no suelen encontrar su lugar. Es un sitio para que la gente se integre y se dé cuenta que hay siempre un lugar para cada persona, incluso para aquellos que no pertenecen a la uniformidad”.

El futuro a corto y medio plazo

Sobre qué esperan en el corto y medio plazo, Mai tiene claro que su idea es continuar con la simbiosis entre la tienda y la asociación. “La idea es seguir hacia adelante. Seguir con el buen rollo con los dragones, que ellos puedan seguir impartiendo sus talleres y fomentando sus valores”.

En cuanto a las ventas, “van bien. La idea es que sea un negocio rentable que me dé para vivir de él”. Y sabe de lo que habla porque “me he movido muchos años en este mundo. He dado clases de softcombat en los institutos. Me encantan los juegos de mesa y sé el público que existe. Los escondidos son muchos más de los que ellos mismos se creen. Así que pensé que un negocio así podía funcionar y al final funciona”.

La tienda funciona también on-line, y para ello acaba de inaugurar su página web https://hoi-poi.es/.

Los Cinco Dragones por su parte, en cuanto al corto plazo, están enfocados en la participación de uno de sus principales eventos, ‘Las Sombras de Erdo’, una partida de rol en vivo al que acuden centenares de personas y que se desarrollará en julio en el Pinar del Rey en San Roque. “Es pura diversión porque no todo es trabajar”, señala Antonio.

También quieren seguir organizando los salones mangas “allá donde ya lo hemos hecho”, y continuar con los talleres de espadas, los juegos y las demás actividades cuyo objetivo es fomentar sus cinco valores.

Y así, entre conjuros, hechizos, acabamos embaucados por una filosofía de vida centrada en el valor, la gentileza, la sabiduría, la responsabilidad y la nobleza, el conocimiento de otras culturas y cómo no, con esa sensación de bienestar y buen rollo similar a la que se logra cuando, agotado, te tomas un buen cazón de ramen, una reconfortante sopa de fideos de origen Chino pero que se popularizó en Japón y que también se puede comprar en La Dragonera, una tienda que es mucho, pero mucho más que una simple tienda: es el templo de los dragones y sus cinco valores.

TE RECOMENDAMOS