El tiempo en: Córdoba
Sábado 25/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Córdoba

"Los políticos no están a la altura de los ciudadanos"

"España no es así", alegato de un "dinosaurio" de la Transición sobre la irrealidad política

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Congreso de los Diputados. -
  • Marín Sicilia (Carcabuey -Córdoba-, 1942) fue primer vicepresidente segundo del Parlamento de Andalucía y fundador de UCD

Luis Marín Sicilia, que con su permanente sonrisa le gusta autodenominarse un "dinosaurio" de la Transición, ha realizado un alegato sobre la irrealidad de la política actual en 'España no es así' (Japicuin), un libro en el que recoge su idea de que la política española entró en una dinámica frentista desde la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero.

La sociedad española ahora mismo está perdida porque no ve a la clase política capaz de interpretar lo que realmente quiere"

Marín Sicilia (Carcabuey -Córdoba-, 1942), primer vicepresidente segundo del Parlamento de Andalucía y fundador de UCD y hoy notario jubilado, defiende la Transición porque "en aquel momento lo que hubo es que los políticos interpretaron lo que querían los españoles, no es que los políticos fueran más listos que los españoles, es que interpretaron la voluntad del pueblo español, que era la voluntad de entendimiento".

En una entrevista con EFE, ha argumentado que "los políticos no están a la altura de los ciudadanos españoles, los españoles son mucho más sensatos, mucho más moderados, mucho más dialogantes, mucho más capacitados para el entendimiento que la clase política actual".

A su juicio, "la sociedad española ahora mismo está perdida porque no ve a la clase política capaz de interpretar lo que realmente quiere".

POLÍTICOS EMPEÑADOS EN EL ENFRENTAMIENTO

Y eso, ha apuntado, porque "la veo muy empeñada en la confrontación. en establecer barreras, zanjas donde sea muy difícil el entendimiento y creo que es lamentable porque los españoles se merecen otra cosa y eso es malo para el país".

Marín achaca, según recoge en los artículos escritos entre mayo de 2022 y agosto de 2023, que parte del origen de esta situación radica en la firma de Zapatero del Pacto del Tinell "con la izquierda radical y con los separatistas catalanes" para rechazar cualquier acuerdo con el PP, algo que cree que Pedro Sánchez ha llevado "al paroxismo".

"El gran éxito de la Transición, que hoy quieren poner en entredicho unas minorías que no merecen más respeto, fue la capacidad de entendimiento, la capacidad de los dos grandes partidos de aquel momento, la UCD y el PSOE".

Ambas formaciones supieron "superar pequeñas diferencias entre ellos y buscar puntos de encuentro que hicieron posible gozar de estos cuarenta años largos”, ha reflexionado.

RELAJACIÓN EN LA ACTIVIDAD POLÍTICA

Frente a la actitud de quienes se dedicaban entonces a la política, Marín, mediante sus artículos recopilados en 'ABC', 'Letra Cursiva', 'Cincinatos', 'La Revista' y 'Foro Libre' y recopilados en 'España no es así. Un alegato contra la polarización', ha asegurado que hay, "por una parte, una cierta relajación de la actividad política y, por otra, una degradación de la clase política".

En su opinión, la política "se ha profesionalizado mucho, hoy día se accede a la política como un medio de vida, no como un medio de servicio a la sociedad, y esto es muy difícil porque si uno no tiene medio de retorno a la vida privada es muy difícil convencer de que no quiere renunciar al puesto que tiene en la política".

Por ello mantiene que "hay que hacer una invitación a los políticos a que superen eso, siempre se buscará salida para los que queden marginados, pero la que no puede quedar marginada es la sociedad española".

En esta línea, coincide con lo que ha dicho Alfonso Guerra "de que no está dispuesto" a aceptar "cargarse el espíritu de la Transición"”, ya que eso sería "cargarse el sistema democrático que nos dimos los españoles en el año 78".

Marín alude de esta manera a la posibilidad de que se le conceda la amnistía a los implicados en los actos considerados delictivos del 'procés'. "Si resulta que los que han alterado el orden público, los que han alterado la legalidad van a ser los que de alguna manera vengan amnistiados y queden libre de toda responsabilidad, entonces lo que hemos construido en la Transición es un régimen antidemocrático", ha argumentado.

ESPAÑOLES QUE NO QUIEREN SER ESPAÑOLES

Además, el autor cree que no es asumible que "un 6 por ciento de los españoles que no quieren ser españoles nos van a imponer a todos los españoles".

Marín centra sus críticas en Pedro Sánchez, del que escribe en el preámbulo del libro, que presentará en Córdoba el próximo octubre, que "ha decidido unir a todo un batiburrillo de formaciones, defensoras todas de intereses parciales, y ampliarlo incorporando a todos los separatistas para hacer frente a un solo enemigo: la derecha, compendio de todos los males sin mezcla de bien ninguno".

Para el que fuera diputado regional centrista en la primera legislatura del Parlamento de Andalucía y luego intentó construir, sin éxito, desde el Partido Reformista una nueva opción centrista una vez desaparecida UCD, "la deriva española no es nada agradable para quienes creen en la democracia como un sistema donde no sea posible ni la imposición de doctrinas ni la concesión de ventajas a unos ciudadanos sobre otros. Y menos aún que el chantaje surta efectos favorables para quienes siempre quieren un trato de favor". 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN