El tiempo en: Córdoba
Lunes 04/03/2024
 

Andalucía

¿Cansancio, abatimiento, depresión? Cómo averiguar si es Covid persistente

Afecta a aquellas personas que siguen teniendo síntomas durante más de tres meses después de la infección, sin que haya otra explicación médica

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una farmacéutica muestra un test de antígenos. -

La Covid persistente es una condición que afecta a algunas personas que han tenido Covid-19 y que siguen teniendo síntomas durante más de tres meses después de la infección, sin que haya otra explicación médica. Se estima que entre el 10 y el 30% de los pacientes con Covid-19 pueden desarrollar esta forma de la enfermedad, que puede tener un impacto negativo en su salud física, mental y emocional.

Los síntomas de la Covid persistente pueden variar de una persona a otra, pero los más comunes son la fatiga, la dificultad para respirar y la disfunción cognitiva, que afectan al rendimiento y la calidad de vida de los afectados. Otros síntomas que pueden aparecer son el dolor, la pérdida de gusto y olfato, la ansiedad, la depresión, los problemas de sueño, los problemas gastrointestinales, los problemas cardíacos, los problemas neurológicos o los problemas dermatológicos.

Para saber si el cansancio, el abatimiento y la depresión son síntomas de Covid persistente, se debe tener en cuenta lo siguiente:

• Si se ha tenido una infección confirmada o probable por Covid-19 en los últimos meses, y si los síntomas han durado más de tres meses desde el inicio de la infección.

• Si los síntomas son nuevos o diferentes a los que se tuvieron durante la fase aguda de la Covid-19, y si interfieren con las actividades diarias o la calidad de vida.

• Si se han descartado otras causas posibles de los síntomas, como otras enfermedades, medicamentos, estrés o problemas psicológicos.

Si se cumplen estas condiciones, se puede sospechar de Covid persistente, y se recomienda consultar con un médico o un profesional de la salud, que podrá realizar un diagnóstico adecuado y ofrecer las opciones de tratamiento más adecuadas para cada caso.

La causa de la Covid persistente aún no se conoce con certeza, pero se barajan varias hipótesis, como la persistencia del virus en algunos tejidos, la reactivación del virus latente, la respuesta inmunitaria excesiva o desregulada, la inflamación crónica o el daño tisular. También se investiga si hay factores de riesgo que predispongan a desarrollar esta forma de la enfermedad, como la edad, el sexo, el estado de salud previo, la gravedad de la infección o el tipo de vacuna recibida.

El tratamiento de la Covid persistente es individualizado y multidisciplinar, y se basa en aliviar los síntomas, mejorar la funcionalidad y prevenir las complicaciones. Se pueden usar medicamentos, terapias físicas, psicológicas o complementarias, según las necesidades de cada paciente. También se recomienda seguir unas pautas de autocuidado, como mantener una alimentación equilibrada, una hidratación adecuada, una higiene del sueño, una actividad física adaptada y un apoyo social y emocional.

La Covid persistente es una nueva enfermedad que plantea muchos retos y preguntas para la ciencia y la sociedad. Por eso, se necesita más investigación, concienciación y colaboración para comprender mejor esta condición, mejorar su diagnóstico y tratamiento, y apoyar a las personas que la sufren. Mientras tanto, se recomienda vacunarse contra el Covid-19 cuando sea posible, ya que las vacunas pueden prevenir la infección, la hospitalización, la muerte y la Covid persistente.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN