El tiempo en: Córdoba
Miércoles 19/06/2024
 

Córdoba

El letrado de la familia del soldado muerto en Cerro Muriano pregunta por el teniente

Después de que el Ministerio de Defensa haya cesado al capitán que dirigió los ejercicios

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Lago donde se produjeron los hechos. Foto de archivo. -

El abogado de la familia del soldado Carlos León Rico, natural de El Viso del Alcor (Sevilla) y fallecido el pasado mes de diciembre junto con el cabo Miguel Ángel Jiménez Andújar, natural de Adamuz (Córdoba), en unas maniobras en la base de la Brigada Guzmán el Bueno X de Cerro Muriano ha preguntado este jueves qué pasa con el teniente investigado por estos hechos, después de que el Ministerio de Defensa haya cesado al capitán que dirigió los ejercicios en los que murieron los dos militares y que está investigado, igual que un sargento.

En una entrevista con Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, el letrado Luis Romero ha comentado que "cuando ocurre el fatal accidente, con las dos muertes del soldado y el cabo, que fue el día 21 de diciembre, al día siguiente el Ministerio de Defensa había informado de que el capitán había sido apartado del mando, y así lo creímos todos".

No obstante, ha indicado que "desde enero comenzaron a llegar los rumores desde el cuartel de Cerro Muriano de que seguía activo totalmente y seguía incluso mandando en los mismos militares, incluso muchos de ellos participaron en ese ejercicio y corrió su vida un riesgo, y además muchos eran testigos", de modo que desde la acusación se empezó a hacer "las preguntas oportunas, por escrito, tanto al Ministerio de Defensa, como en ruedas de prensa y notas".

Al respecto, el abogado ha recordado que hace tres semanas dirigieron 35 preguntas a la ministra de Defensa, Margarita Robles, "que justo este miércoles llegó su contestación diciendo que no puede contestar ninguna de las preguntas, puesto que el caso está 'sub iudice'", a la vez que ha precisado que "cinco preguntas iban dirigidas respecto al capitán, que cuándo lo iban a cesar, que si era cierto que seguía mandando en los militares".

Igualmente, Romero ha remarcado que preguntaban por el teniente, sobre el que "nada dicen", tras declarar hace más de dos semanas y "reconoció que lo habían cambiado solamente de compañía en Cerro Muriano, pero que seguía mandando en muchos de los soldados que participaron en el ejercicio aquel día", ha subrayado el letrado.

En este caso, ha afirmado que el teniente sigue en el mando, "al no ser que haya habido alguna medida desconocida por nosotros", a la vez que ha manifestado que "el juez togado militar número 21 de Sevilla tiene entre sus potestades que cuando hay un militar investigado podría apartarlo del mando, como medida cautelar", pero "no lo ha hecho, y que nosotros sepamos, el Ministerio de Defensa, tampoco aún", ha apostillado.

EXPEDIENTE DISCIPLINARIO

Tras defender que "la mayoría de las preguntas son de carácter administrativo o de contenido político", Romero ha apuntado que este jueves va a "contestar a un expediente disciplinario" que le ha abierto el juez togado militar número 21 de Sevilla, "por hablar con la prensa", cuando "no está declarado el secreto de las actuaciones", al tiempo que ha dicho que "se ha intimidado a los abogados de la acusación" con la apertura de "expedientes disciplinarios penales".

A su juicio, "quieren tapar todo lo que ocurrió", que "está dando lugar, además, a saber no solamente la organización del cuartel de Cerro Muriano, sino de otros muchos, de las Fuerzas Armadas, con el recorte del presupuesto, la falta de medidas de seguridad y ahora toca a los abogados sufrir las consecuencias". Ante ello, ha avanzado que va a solicitar amparo al Colegio de Abogados de Sevilla y que este viernes "va a quedar presentado el incidente de recusación contra el juez militar", al entender que "está siendo parcial y que hay una enemistad manifiesta" contra él.

EL CESE DEL CAPITÁN

Mientras, el capitán ha pasado a la situación de servicio activo "pendiente de asignación de destino", según aparece publicado en el Boletín Oficial de Defensa (BOD) de este jueves y consultado por Europa Press. En él, el Ministerio especifica que contra la resolución de cese "se podrá interponer" en el plazo de un mes un recurso de alzada.

La medida adoptada por el Ministerio de Margarita Robles se conoce días después de que la familia del soldado Carlos León Rico remitiera una carta a Robles en la que demandaba información sobre si el capitán investigado "aún manda" sobre tropas, después de ser anunciado que sería apartado del mando.

En un comunicado, después de que compareciesen como investigados ante el Juzgado Togado Militar número 21 de Sevilla el capitán Zúñiga --ahora cesado--, el teniente Tato y el sargento Estupiñán; el abogado Luis Romero, que representa a la familia del difunto soldado Carlos León Rico, exponía que ha remitido la carta a la ministra de Defensa.

En dicho escrito, según su comunicado, reclamaba que Defensa informe sobre aspectos como si el capitán y el teniente investigados en esta causa aún mandan o han mandado a militares en ejercicios o maniobras tras el fatídico ejercicio de cruce del lago artificial de la base de Cerro Muriano el pasado 21 de diciembre, saldado con la muerte de los dos citados efectivos.

Al punto, el letrado planteaba si después de anunciar públicamente que el capitán investigado en la causa judicial sería apartado del mando "tan sólo se le cambió de compañía". También pedía esclarecer si el capitán y el teniente tienen o han "tenido bajo su mando a militares testigos de los hechos del día 21 de diciembre en el lago"; así como información sobre si el capitán Zúñiga "ha tenido anteriormente algún expediente disciplinario abierto y ha sido sancionado por ello" o sobre "qué medidas de seguridad se cumplían" en el ejercicio.

Según este abogado, en la maniobra le fue ordenada a la tropa atravesar un lago artificial de la base de Cerro Muriano "sin contar con las más elementales medidas de seguridad, asumiendo" los citados mandos militares "el riesgo extremo que con ello se podría ocasionar, a sabiendas de forma consciente y contemplando que lo más probable es que en caso de que ocurriera una situación como la que ocurrió, no se contaba con las medidas de seguridad adecuadas", según el letrado Luis Romero.

"Eran plenamente consciente de ello, pues muchos de los testigos narran que le habían propuesto dejarlo para otro día, pero el capitán no quiso", subraya, entre otros aspectos.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN