El tiempo en: Córdoba
21/07/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Todo está ferpecto

Entre el aburrimiento y la crispación, tórrido verano en la política gaditana

El segundo año de mandato se estrena con cruces de declaraciones entre Bruno García y David de la Cruz y Kichi; el debate por la turistificación aviva el debate

Publicado: 26/06/2024 ·
15:10
· Actualizado: 26/06/2024 · 15:10
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Bruno García, con Óscar Torres y David de la Cruz. -
Autor

Daniel Barea

Yo soy curioso hasta decir basta. Mantengo el tipo gracias a una estricta dieta a base de letras

Todo está ferpecto

Blog con artículos una mijita más largos que un tuit, pero entretenidos. Si no se lo parece, dígamelo con un correo

VISITAR BLOG

A David de la Cruz le aburren las infografías del proyecto de la Ciudad de la Justicia y a Bruno García, los tuits incendiarios de Kichi sobre el trato dispensado por el equipo de Gobierno a las personas sin hogar que se han apostado en los arcos del Ayuntamiento.

Lo han reconocido públicamente en una entrevista en La Orilla, el programa que dirige y presenta Pedro Espinosa en 7TV, y en rueda de prensa, respectivamente, esta semana. Ambos utilizaron el mismo recurso, el del aburrimiento, para, a continuación, zurrarle la badana al adversario.

El portavoz de Adelante Izquierda Gaditana acusó a a Junta de Andalucía de no concretar plazos ni financiación del tan deseado equipamiento por los togados y maltratar a Cádiz negándole el pan y la sal.

El alcalde pidió a su sucesor que no diera lecciones de humanidad desde la tribuna virtual porque cuando empuñó el bastón de mando desalojó, haciendo uso de la Policía Local, a quienes habían acampado en los fosos de Puerta Tierra. Lo dijo, además, ostensiblemente enfadado y agitando un recorte de periódico, lo que evidencia, por otro lado, que el papel tiene una fuerza tremenda frente a cualquier otro medio de comunicación tradicional y e incluso las redes sociales del demonio.

El segundo año del mandato se ha estrenado con crispación entre PP, partido que gobierna con mayoría absoluta, y la coalición de izquierdas. Más que por David de la Cruz, por la reaparición de Kichi, que aseguró que no sería un jarrón chino pero su muro en X causa la misma sensación que cualquier pieza de la dinastía Ming.

Bruno García entra al trapo últimamente azuzado por algunos de sus colaboradores porque el alcalde se jacta de su natural condición moderada, pero hay cosas que no se pueden dejar pasar, le susurran. Ignoro si es la estrategia adecuada.

Pero el equipo de Gobierno empieza a dedicar cada vez más tiempo a defender que a construir un relato sólido sobre su proyecto. La oposición sostiene que esto pasa porque en realidad no hay nada. Algo habrá, digo yo. Para ser justos, se están acometiendo actuaciones de interés en materia de vivienda, política social y mantenimiento urbano o cultura, pero falta la implicación de la Junta de Andalucía en los grandes proyectos pendientes y más firmeza por parte del alcalde de los intereses de la ciudad ante el resto de administraciones. Más pedagogía, quizá.

La que hará falta para desactivar el debate abierto, pese a los rigores meteorológicos del verano, sobre la turistificación, este verano. La recién creada plataforma ciudadana Cádiz Resiste despedirá junio con una manifestación, como el veraneante despide su estancia en la ciudad con una puesta de sol en La Caleta. El clamor contra la proliferación de las viviendas turística va en crecimiento y más ahora, con el órdago al sector de Barcelona.

Los hoteles tampoco se libran de la polémica. Y la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento culebrean con la tasa turística.

Ojo, porque si al alcalde le pasa como a mí aquello que escribe Juan José Millás en un cuento, está perdido: “El calor tiene un punto envilecedor, aunque no tengas nada de qué arrepentirte, que ya es raro, sientes que no has hecho nada bien”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN