El tiempo en: Córdoba
07/03/2021

En román paladino

Susana y ‘Los héroes de la retirada’

Perdió sus oportunidades cuando se quiso ir de Andalucía

Publicado: 23/02/2021 ·
09:15
· Actualizado: 23/02/2021 · 09:15
  • Susana Díaz.
Autor

Rafael Román

Rafael Román es profesor universitario, miembro del PSOE, exconsejero de Cultura y expresidente de la Diputación de Cádiz

En román paladino

El autor aborda en su espacio todos los aspectos de la actualidad política tanto de España, Andalucía y la provincia de Cádiz.

VISITAR BLOG

Hay escritores que  sientan cátedra. Son tan acertados que  es obligado citarlos.  El  alemán Hans Magnus Enzensberger  escribió “Los héroes de la retirada” sobre  los políticos que se hacen grandes cuando entienden que su mejor contribución al bien general es hacer un desmontaje.  Cuando los regímenes políticos  o de partido exigen personas de transición  su  mejor aportación es servir de puente entre el pasado y el futuro. Ello exige  un sacrificio personal.

Ganar no necesita aprendizaje, perder sí, para hacerlo “con altura, con elegancia, con convicción” según Sasturain. ¿Es la retirada una pérdida? Hacer frente en la batalla política es épico,  pero  poco aconsejable cuando se vislumbra la derrota.  Escribe Enzensberger: “Ha sido Clausewitz, el clásico del pensamiento estratégico, el que ha demostrado que la retirada es la operación más difícil de todas. Esto vale también en política. El non plus ultra del arte de lo posible consiste en abandonar una posición insostenible”.

Es el caso de la anterior presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Ganó las elecciones, pero el PSOE-A perdió el gobierno andaluz que  había conservado durante 37 años. El origen de la pérdida  estuvo en su decisión de optar -siendo presidenta de la Junta- al liderazgo  nacional del PSOE,  lo que indicaba  claramente una preferencia que la obligaba a abandonar sus compromisos con los andaluces.  Primero aplazó  su tentación y después la  persiguió,  tras desencadenar la mayor crisis del PSOE en democracia, sólo equiparable  a la dimisión  de Felipe González  en 1979, con el trasfondo del marxismo. Su urdimbre contra  Pedro Sánchez estuvo falta de motivación, salvo propiciar el gobierno de Rajoy. Sánchez   le dio la vuelta a la situación, Díaz perdió  la competición interna pero no quiso extraer conclusiones: “Si los suyos no la quieren ¿por qué nosotros?”,  fue la reflexión de los andaluces,  según  Marqués Perales  en El Cambio Andaluz. Así llegó la pérdida del poder andaluz del PSOE-A, tras  dos  equivocados adelantos electorales  -2015 y 2018- y la previa voladura    de  las alianzas posibles.  Puede intentar repetir candidatura,  pero es un error que   no recomience  su trayectoria  política en otras instancias. No hay predestinación en política.  Perdió sus oportunidades  cuando  se quiso ir de Andalucía.

En 1977, Caballero Bonald, siempre brillante,    escribió  en Descrédito del Héroe:  “¿…nadie será nunca capaz de disuadir al que prefiere equivocarse a solas?”. 

COMENTARIOS