Quantcast
El tiempo en: Córdoba
Miércoles 12/05/2021

Deportes

La victoria pendiente del Cholo Simeone

No existen términos medios para el Atlético de Madrid, presionado y obligado a ganar el sábado al Barcelona en el Camp Nou

Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • Simeone lamenta una oportunidad fallada.

No existen términos medios para el Atlético de Madrid, presionado y obligado a ganar el sábado al Barcelona en el Camp Nou; el triunfo pendiente de Diego Simeone, que ha conquistado allí una Liga en 2014, pero jamás ha vencido un partido en 13 visitas, entre circunstancias, planes y jugadores diferentes.

No hay otra fórmula para depender de sí mismo de aquí al final del curso. Ganar, ganar, ganar y volver a ganar, como decía Luis Aragonés, magnífica leyenda del club rojiblanco. Necesita el Atlético cuatro victorias en las cuatro jornadas que restan para no atender a nadie más que a él mismo para ser el campeón de la Liga.

Primero, el Barcelona; después la Real Sociedad y el Osasuna, en dos encuentros consecutivos en su estadio; y luego el Valladolid en el nuevo José Zorrilla. Dos puntos por encima de sus perseguidores más inmediatos (Barcelona y Real Madrid), no hay más margen. Ni siquiera para sostener el liderato que posee ininterrumpidamente desde hace ya 18 jornadas, desde el pasado 16 de diciembre.

Si gana seguirá por encima de todos, a nueve puntos de lograr el objetivo único; si empata dependerá del resultado dominical del Real Madrid frente al Sevilla -si venciera superaría al Atlético por la diferencia particular de sus duelos- y si pierde se caerá de la cima. Le superará el Barcelona y habrá que ver si el Real Madrid.

13 VISITAS, 12 ALINEACIONES, 10 GOLES, 46 JUGADORES

El Camp Nou y el Barcelona representan el desafío inabordable aún del técnico más ganador de la historia del Atlético, por partidos y por competiciones, con la única excepción en ese campo que significa la Liga que ganó en 2013-14, pero con un 1-1, con el gol de Diego Godín ya para siempre en la mejor historia de la entidad madrileña.

La victoria allí es la última barrera de Simeone en España. Ha doblegado al Barça en el Vicente Calderón (1-0 y 2-0 en 2013-14 y 2015-16, respectivamente, en los cuartos de final de la Liga de Campeones) y en el Wanda Metropolitano (1-0 el pasado 21 de noviembre en la Liga) pero nunca en ese campo, con siete derrotas y seis empates; ninguno de ellos válido tal y como está el campeonato.

Por más vueltas que le ha dado a sus alineaciones titulares -doce diferentes en trece visitas-, con una única similitud en 2013-14 entre los cuartos de final de la Liga de Campeones y el partido decisivo por la Liga, ambos con sendos 1-1 (Thibaut Courtois; Juanfran Torres, José María Giménez, Diego Godín, Filipe Luis; Arda Turan, Gabi Fernández, Tiago Mendes, Koke Resurrección; Diego Costa y David Villa); por más jugadores que ha empleado por tal fin -45 futbolistas distintos, sólo Koke Resurrección ha repetido en cada equipo titular-, y por más planteamientos que ha propuesto, con presión alta, con repliegue, con un plan defensivo o más ofensivo, con ataques por un flanco u otro, con más ambición o menos...

Aunque haya marcado en nueve de sus trece visitas (en ocho un gol y en una, la última, dos, en el 2-2 del pasado curso, para un total de diez dianas) y aunque casi siempre haya transmitido un aspecto competitivo -también inofensivo algunas citas-, no ha sido posible aún ganarlo, con el debe de que nada más una vez dejó allí su portería a cero, en el 0-0 en la Supercopa de España de 2013, o que en dos de las últimas tres visitas ni siquiera creó oportunidades.

15 AÑOS DEL ÚLTIMO TRIUNFO DEL ATLÉTICO EN EL CAMP NOU

La última victoria del Atlético en el Camp Nou pertenece a otra época y a otra década. Al 5 de febrero de 2006, cuando venció por 1-3, con dos goles de Fernando Torres. Desde entonces, el Atlético enlaza 20 partidos sin ganar allí: 12 derrotas y 8 empates.

Cuando ocurrió aquel triunfo, Simeone aún era jugador en la filas del Racing Club. Un día después, el 6 de febrero de 2006, fue propuesto como entrenador del conjunto argentino, tras la dimisión del entonces técnico del equipo del 'Cilindro', Fernando Quiroz. Aún apuró tres encuentros como jugador para dar el salto al banquillo.

Hace 15 años. Tal es la dimensión de la racha del Atlético en ese escenario, rebajada en cuanto a derrotas, pero extendida en cuanto a la sequía de victorias, en la era Simeone, entre múltiples causas, detalles en cada partido, con el Barcelona muchas veces por encima, pero también alguna el Atlético... Y sin ninguna victoria.

EL FACTOR MESSI

Un motivo principal, quizá inigualable, es Lionel Messi, pero no el único. "Si le quitamos la camiseta y le ponemos la del Atlético, igual habríamos ganado 1-0", decía Simeone tras el 1-0 del conjunto azulgrana el 4 de marzo de 2018, con un lanzamiento de falta del '10' argentino que marcó la diferencia en un duelo sin ocasiones.

Le ha marcado ocho goles allí al Atlético desde 2012-13. De esos tantos, tres fueron indispensables para otras tantas derrotas del conjunto rojiblanco, además de una para el 2-2 más reciente. A la vez, Messi ha anotado las tres últimas veces que ha recibido a ese rival en el Camp Nou, cuando Luis Suárez también era una amenaza.

Porque el atacante uruguayo, hoy en el Atlético, también ha tenido mucho que ver en la frustración del bloque de Simeone. Entre él y Messi acapararon 15 de los últimos 19 goles que le ha hecho el Barça en ese escenario. En el caso de Luis Suárez fueron seis goles en sus últimos ocho enfrentamientos allí contra su actual equipo.

Además, el Atlético no supo mantener la ventaja para ganar en cuatro de sus trece visitas. Una terminó en empate, en 2013-14 en la Liga de Campeones. Otras tres en derrota: en su primera visita con el técnico, el 16 de diciembre de 2012, cuando Radamel Falcao anotó el 0-1 y luego perdió 4-1; en la Liga de Campeones de 2015-16, tras el 0-1 de Fernando Torres, luego expulsado (2-1); y en el duelo de la Liga de ese mismo curso, cuando Koke le dio ventaja (2-1).

La presión alta de su adversario unas veces, con los problemas que siempre le genera para la salida de la pelota; la falta de pegada otras, cuando sí salió a por la victoria; la repetitiva unas cuantas ocasiones tendencia defensiva y algunas expulsiones (seis en trece visitas) también representan factores que contribuyen a que el Camp Nou sea aún inaccesible para Simeone. El sábado necesita ganar.

COMENTARIOS