El tiempo en: Córdoba
21/07/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Córdoba

Los habitantes del Norte de Córdoba pueden consumir agua de sus grifos después de un año

Juanma Moreno ha añadido que la Consejería de Salud "acaba de certificar la potabilidad del agua almacenada en el pantano de Sierra Boyera"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Grifo.

Los alrededor de 80.000 habitantes del Norte de la provincia de Córdoba tienen, a partir de este lunes, agua potable apta para el consumo después de más de un año teniendo que abastecerse con cisternas.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado en su cuenta en X que "ya es oficial" y ha añadido que la Consejería de Salud "acaba de certificar la potabilidad del agua almacenada en el pantano de Sierra Boyera".

Moreno ha pedido que "cuidemos del agua" y ha calificado de "gran noticia" que los 80.000 vecinos de Los Pedroches y el Guadiato puedan consumir de nuevo el agua del grifo después de un año.

Tras el anuncio realizado por el presidente de la Junta, el delegado del Gobierno en Córdoba, Adolfo Molina, va a informar esta tarde de los resultados de la última analítica del agua en la zona norte de la provincia de Córdoba.

Para que el agua haya sido declarada apta para el consumo humano se han tenido que realizar tres análisis de las muestras y que todos ellos coincidieran en que los niveles de carbono orgánico total (COT) estuvieran en los niveles óptimos.

Los vecinos de las comarcas cordobesas de Los Pedroches y el Alto Guadiato han estado sin poder utilizar el agua del grifo desde el 17 de abril de 2023, día en el que la Consejería de Salud declaró como no apta para el consumo ni para cocinar el agua que abastecía ambas comarcas y que provenía del embalse de La Colada, que se encuentra en el término municipal de El Viso.

Esta decisión se adoptó tras hallar en el sistema de abastecimiento valores superiores a los permitidos de COT.

La situación de sequía prolongada que sufre en Andalucía motivó que el pantano de Sierra Boyera, que abastece a más de una veintena de municipios, se quedara seco y se habilitara una conexión de abastecimiento desde La Colada, agua que llegaba en bruto hasta el sistema de depuración pero que estaba contaminada por COT y que originó la alerta que se ha mantenido hasta este lunes.

Los análisis de entonces detectaron unas altas concentraciones de este compuesto originado por el crecimiento descontrolado de unas algas en el embalse de La Colada, dependiente de la Cuenca Hidrográfica del Guadiana, que puso de manifiesto la falta de mantenimiento del mismo.

Desde entonces el abastecimiento de una población cercana a las 80.000 personas se ha cubierto con un sistema de camiones cisterna, financiado por la Diputación de Córdoba, que han suministrado agua cada día a los vecinos.

Mientras, las administraciones buscan soluciones a medio plazo, como la potabilización usando técnicas avanzadas o la modernización de las estaciones depuradoras, medidas costosas y lentas en la ejecución.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN